Traffic light

I get knocked down, but I get up again. You nay ever gonna keep me down” Tubthumping, Chumbawamba

Sorprende comprobar que sólo asistieron al estreno de Traffic light poco más de cuatro millones y medio de espectadores. La sitcom, adaptación de la israelí Ramzor, es la nueva apuesta cómica de FOX para la noche de los martes.

La serie está protagonizada por Mike (David Denman), Adam (Nelson Franklin) e Ethan (Kris Marshall) tres antiguos compañeros de universidad que se han mantenido unidos a pesar de todo y que han llegado a la madurez para afrontar juntos los cambios que les esperan en esta etapa. Mike es ya padre de familia y Adam acaba de mudarse a vivir con su novia. Ethan, en cambio, utiliza su acento británico para seguir viajando de flor en flor.

Traffic light es una serie sencilla pero divertida sobre la amistad, la madurez, los compromisos y la vida en pareja que, probablemente, y a no ser que los datos de audiencia sigan la estela de los del pioto, veremos en nuestras pantallas más pronto que tarde.

En esencia, y citando las líneas en que Adam resume lo que nos depara Traffic light al tiempo que justifica el título de la serie, en una autopista sabes exactamente lo que te vas a encontrar. Solo es una línea recta. Pero en una calle con semáforos, la historia es diferente. A veces la luz del semáforo está de color verde: tienes vía libre y te preguntas qué habrá ahí fuera para ti. Otras veces la luz es amarilla: bajas la velocidad, te sientes seguro, y piensas que estás en un lugar en el que quizás te gustaría parar. Y otras veces la luz es roja: te tomas un momento y te das cuenta de que estás muy bien y que, de hecho, es el lugar exacto en el que debes estar.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

The Chicago Code

“He put me in this job because he thought that I would be his puppy” Teresa Colvin, The Chicago Code, FOX

Uno podría pensar, viendo los ruidosos primeros minutos del episodio piloto de The Chicago Code, la nueva propuesta de FOX para la noche de los lunes, que la serie no es si no otro típico producto del género de acción policial, del que tantísimos ejemplos (buenos y malos) podríamos poner. Para los que tengan la tentación de no terminar siquiera los títulos de crédito iniciales, sepan que en los mismos se encuentra la clave para deducir que probablemente algo diferente nos espera: el nombre de Shawn Ryan, creador de The Shield (FX) y encargado de parir este nuevo show con base, esta vez, no en Los Ángeles sino Chicago.

El protagonista de The Chicago Code, Jarek Wysocki (Jason Clarke) es un detective de la ciudad del viento cuya antigua compañera, Teresa Colvin (Jennifer Beals) ha sido ascendida a jefa de la policía de Chicago. Juntos, y por lo que de momento sabemos, emprenderán una larga investigación para derruir el muro de corrupción levantado por el magnate de la construcción metido a político Alderman Ronin Gibbons (Delroy Lindo).

El factor decisivo a la hora de distanciar The Chicago Code de las otras series del género presentes en las parrillas de las grandes cadenas es el hecho de que ésta haya apostado por el formato de trama continuada. La línea narrativa resumida más arriba no es la del piloto sino, probablemente, la de toda la primera temporada. No obstante, esta decisión corre el peligro de convertirse en un arma de doble filo. Por un lado, resulta loable que una cadena como FOX se atreva con una serie de este género asociada a este formato, pero por el otro, el hecho de sumar elementos como la policía, la marginalidad o la corrupcción, deja la serie demasiado expuesta a una comparación que probablemente nadie podrá resistir jamás: la sombra de The Wire (HBO) es y siempre será demasiado alargada.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Eagleheart

“I’m done with having a partner” Chris Monsanto, Eagleheart, Adult swim

Chris Elliott, humorista con un largo currículum que, entre otras cosas, incluye varios años como guionista de David Letterman, he estrenado esta pasada noche, como protagonista, Eagleheart, una breve comedia (los capítulos duran menos de doce minutos) para Adult swim, canal filial de Cartoon networks.

Para adaptarnos al estilo que imprime la poca duración del show, resumiré la serie diciendo que es una versión más corta, violenta y divertida de Walker, texas ranger. Chris Monsanto (Chris Elliott) es un Marshall que ha perdido ya a decenas de compañeros a manos de Vargas, un narcotraficante al que finalmente mandará al hospital golpeándole con los restos del cuerpo del último compañero fallecido, esta vez, engullido por las hélices de la avioneta del propio Vargas. Cuando Monsanto descubre que los daños sufridos por Vargas en el cerebro le han anclado en su más tierna infancia, decide ayudarle a emprender el camino de recuperación que le lleve a su anterior formato para poder entonces llevar a cabo su venganza asesinando a su antagonista.

En esta retorcida historia, contada, insisto, en poco más de diez minutos, hay básicamente, y como decía antes, dos elementos que vehiculan el piloto: el humor, que emana de la evidente parodia que Elliott hace de Chuck Norris y su extravagante estilo, y la violencia, consecuencia de la propia parodia, y que provoca, no solo que al final del episodio haya más cadáveres de los que hayamos podido contar sino que funcione, narrativamente, la paradoja que supone el hecho de que en una serie de humor veamos morir a alguien cada treinta segundos.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Portlandia

The dream of the 90’s is alive in Portland” Jason, Porlandia, IFC

Hace ya casi cuatro días que IFC, canal de cable de contenido indie y propiedad del mismo grupo que AMC, entre otras, estrenó Portlandia y todavía estoy intentando digerir el visionado del piloto. La serie es, en esencia, una plasmación de las tendencias vitales y culturales de Fred Armisen (Saturday Night Live), creador, guionista y protagonista del proyecto. Todo ello puesto en escena en seis capítulos y vehiculado con el humor más absurdo.

En Portlandia puede que no entendamos qué pasa, quienes son aquellos a los que les ocurre o por qué. Sin embargo, hay dos “W” que quedan claras desde el principio. Por un lado el donde: Portland, Oregon, donde Armisen pasó un inspirador verano con la co-creadora de la serie, Carrie Brownstein. Por el otro, el cuando: los 90, la época de los piercings, los tatuajes, los diábolos, los cd’s, las ganas de salvar el planeta, levantarse a las once, formar bandas de rock, ser freak o estudiar para payaso.

La extrañamente divertida trama del piloto de Portlandia se mueve entre lo absurdo y lo delirante. Los dos (presuntos) protagonistas, interpretados por Armisen y Brownsein, viajan juntos a Portland, ese lugar anclado en la época pre Bush. Allí interpretan varios papeles: desde miembros de un equipo de escondite que participa en un absurdo torneo bibliotecario hasta radicales medioambientalistas, que, en un restaurante, y tras seleccionar el pollo en la carta, exigen conocer toda la información sobre Collin (así se llama el animal): alimentación, condiciones de vida, de transporte e incluso la foto del sujeto en vida. No contentos con ello, ambos se dirigen a examinar la granja de Collin, en la que serán hipnotizados por una especie de secta mormónica.

Una desesperante escena protagonizada por el recientemente galardonado con el Globo de oro Steve Buscemi completa este primer episodio de 22 minutos que, más que un defecto, encuentra en su delirio una hilarante y atrayente ventaja: la del difícil objetivo de conseguir que nos riamos sin saber muy bien por qué.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Retired at 35

Porn is like basketball to me. I like waching people doing things that I used to do.” Alan Robbins, Retired at 35, TV Land

Mientras aquí en España se debate estos días retrasar la edad de jubilación hasta los 67, TV Land, el canal de cable propiedad de MTV que se ha hecho famoso gracias al éxito de Hot in Cleveland, ha estrenado esta semana una sitcom cuya propuesta reduce esa cifra a prácticamente la mitad: Retired at 35. David Robbins (Jonathan McLain) es un neoyorquino que decide viajar a Florida para pasar unos días con sus padres, ambos jubilados. Una vez allí, y tras darse cuenta de que le resulta imposible desconectar de la Blackberry que le mantiene atado a la oficina, decide cortar por lo sano, dimitir del trabajo, y retirarse a los 35 para dedicarse, como sus padres, a vivir la vida.

En los escasos veinte minutos que dura el piloto de Retired at 35, y viendo un poco más allá de los chistes sobre el sexo en la tercera edad o del efectivo personaje del novio gay de la hermana de David, la serie nos habla del matrimonio, de la vuelta a los orígenes y de la diferencia de actitud vital entre los que viven en las grandes ciudades y los que no.

En definitiva, Retired at 35, seguida en su estreno por dos millones de espectadores, es una sencilla y graciosa (no me atrevería a decir divertida) sitcom que tiene como principal defecto el hecho de que quizás se parezca demasiado a $h*! My Dad Says (CBS) (de la que ya hablamos en este blog), que ya le saca unos cuantos meses de ventaja y que multiplica por cinco sus datos de audiencia.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Harry’s law

Don’t you just love how life can take unexpected turns?” Harry Corn, Harry’s law, NBC

Si hay alguien en Hollywood a quien se pueda encargar con garantías una serie sobre abogados, ese es David E. Kelley. Tras crear L.A. Law (NBC), The Practice (ABC), Ally McBeal (FOX) y Boston Legal (ABC) entre otras, este abogado de Boston vuelve ahora  con Harry’s law, la nueva apuesta de la cadena de Universal para la noche de los lunes.

Con Kathy Bates a la cabeza, Harry’s law cuenta la historia de una exitosa abogada cuya carrera profesional parece estar acabada al ser despedida de su bufete. Tras dos aparatosos accidentes consecutivos, de los cuales, entre otras cosas, sacará algunos de los personajes secundarios de la serie, Harry termina abriendo un negocio mitad bufete de abogados mitad zapatería en uno de los peores barrios de la ciudad.

Aunque resulte poco creíble, a las horas de abrir su nuevo negocio, Harry se enfrenta a su primer juicio, elemento que supone, seguramente, la forma más efectiva de comenzar a definir su personalidad. A parte del debate racial, que dadas las circunstancias estará presente a lo largo de toda la serie, este primer caso sirve para debatir abiertamente sobre los beneficios y las desventajas de legalizar las drogas.

Pero Harry’s law trata, sobretodo, de las segundas oportunidades. Las que da la vida, las que da el trabajo, las que dan las personas cuando confían en otras y, sobretodo, las que nos podemos dar a nosotros mismos. Y para hacerlo, la serie tiene varias armas, y es que aunque Kathy Bates es ya argumento suficiente para garantizar el nivel de aquí en adelante, el perfectamente reconocible sello de David E. Kelly es el elemento que puede dar estabilidad a un producto que probablemente veremos pronto en nuestras pantallas.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Being human

“You wake up from your nightmares. We don’t” Josh, Being human, SyFy

SyFy estrenó el lunes Being human, una adaptación de la serie que, bajo el mismo título, emitió BBC Three. La serie tiene como protagonistas a un vampiro, Aidan (Sam Witwer) y a un hombre lobo, Josh (Sam Huntington).

Los dos, amigos y compañeros de trabajo en un hospital de Boston llevan bastante mal su condición de “monstruos” con lo que, viendo las dificultades que les genera su convivencia con el mundo mortal, deciden irse a vivir juntos para crear un espacio donde poder desarrollar libremente sus facultades.

El grupo se amplía cuando, alquilada la nueva casa, descubren que en ella mora el fantasma de una simpática chica muerta allí mismo unos meses antes.

A partir de este planteamiento, que bien podría responder al de un chiste o una sitcom, Being human nos traslada al mundo de unos monstruos que no quieren serlo y que quizás tengan menos en común con sus semejantes que con sus potenciales víctimas.

Como reza el título, la serie pivota alrededor del deseo que tienen los personajes de ser simples y ordinarios humanos.

En definitiva, Being human es una historia sobre las desventajas de ser extraordinario, sobre los conflictos sociales que conlleva el hecho de ser diferente, y es que algunas de las decisiones que, como vampiro u hombre lobo, deben tomar los protagonistas, son perfectamente trasladables a cualquier aspecto vital de los que somos simples mortales.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario